castellano


Certificat Apostasia




apostasia Arxiu Ateus carta concordato Debats dios estado laico falso iglesia laica laicidad laicitat lliga mort Novedades tertulia Tertúlies trobades trobades apostasia






Codi etic






Ateus de Catalunya és soci fundador de la AILP


Declaración de los Amigos de Hypatia

Declaración de los Amigos de Hypatie

(Organización griega miembro de la AILP)

El acuerdo reciente entre el gobierno griego y la Iglesia de Grecia plantea, según el criterio de los Amigos de Hypatie, la cuestión de las relaciones entre Iglesia y Estado dentro del contexto político y social de la sociedad griega actual.

En efecto, Grecia dispone de 84 obispos distribuidos en solo 54 departamentos, y de 87,7 curas cada cien mil habitantes –recordemos que en España la proporción es de 54,4–; es decir, 10 238 curas y cien dignatarios, que reciben más de 200 millones de euros al año en concepto de salarios.

Según un sondeo de Kappa Research, en 2015, el 61,9% de los griegos consultados era favorable a una efectiva separación entre Iglesia y Estado, contra el 37,9% en 2016. Dicho resultado fue corroborado por otro sondeo del Instituto Pew. Por otro lado, según una encuesta de Word Values Survey en 2018, 23,5% de los jóvenes griegos son ateos o sin religión.

Es en ese contexto que debe enmarcarse la tentativa gubernamental de examinar sus relaciones con la Iglesia, aunque el resultado ha sido decepcionante ya que ninguna de las dos partes ha declarado la separación. Únicamente se habla de la neutralidad del Estado.

En el fondo

  1. Los salarios del clero no serían ya más garantizados a título de la función pública estatal, sino pagados del presupuesto del Estado bajo la forma de una subvención global acordada a un organismo especial, abandonando el bajo clero a la gracia de los respectivos obispos. A este propósito hemos sabido que existe desde 1890 un sindicato clerical de Grecia que actualmente amenaza al gobierno con represalias.
  2. El conflicto histórico entre el Estado y la Iglesia sobre la enorme propiedad eclesiástica sería resuelto con un acuerdo de creación de un organismo común de gestión y explotación, del cual los beneficios serían compartidos a partes iguales (50/50). Ello supone que el Estado abandona a perpetuidad sus reivindicaciones sobre los miles de hectáreas de tierra y los miles de bienes inmuebles considerados como propios por la Iglesia.
  3. Ni la Iglesia ni el Estado se comprometen con la reforma constitucional del preámbulo de la Constitución que inicia con: “En el nombre de la Santa Trinidad, consustancial e indivisible…”; ni de su artículo 3 que prevé: “La religión dominante en Grecia es la de la Iglesia ortodoxa oriental de Cristo. Ella es autocéfala y administrada por el Santo Sínodo.”

En conclusión

El gobierno SYRIZA-ANEL ha efectuado una puesta en escena mediático-política con el objetivo de conservar los privilegios de la Iglesia, invocando una pretendida separación.

El acuerdo tropieza con una multitud de obstáculos jurídicos y sociales.

Que el Santo Sínodo apruebe o no el acuerdo, la cuestión de la verdadera separación encontrará aún más dificultades, por lo que será más difícil su adopción en el futuro.

El acuerdo se parece mucho a las declaraciones del mes de agosto de 2018 sobre el “fin de la crisis”, cuando hoy los griegos perciben cada vez más esa crisis en sus vidas cotidianas. Pretendiendo avanzar hacia una separación, el acuerdo anuda los vínculos entre la Iglesia y el Estado y aplaza la verdadera separación de esa Iglesia oscurantista y reaccionaria ¡a las calendas griegas!

Los Amigos de Hypatie hacen un llamado a las ciudadanas y los ciudadanos a organizarse para reivindicar esa separación antes… de la resurrección de los muertos.

Thessalonique, 13 de noviembre de 2018

Publicat el 11 Diciembre 2018 per Padc | Arxivat a Ateus