Ateus de Catalunya

 

La mujer que dio a conocer el ateismo en los EEUU

Madalyn Murray O'Hair pasó al primer plano de la escena mediática americana a raíz del histórico proceso ante el Tribunal Supremo de los EEUU conocido como Murray versus Curlett, que el 17 de junio de 1963 declaró inconstitucional la obligación de leer la Biblia y de recitar oraciones en las escuelas públicas americanas.

Durante el proceso Madalyn Murray insistió en dejar claro que ella y su familia se oponían a dichas prácticas religiosas porque eran ateos, por ello el tribunal le pidió que redactase una breve declaración explicando qué significaba ser ateo. Esta declaración alcanzó amplia difusión al ser reproducida por los medios de comunicación, y permitió dar a conocer por primera vez al gran público una visión del ateísmo positiva expuesta por los propios ateos. La declaración, traducida al castellano por Ateus de Catalunya, dice así:

"Vuestros peticionarios son Ateos y definen su forma de vida de la siguiente manera: un Ateo se ama a sí mismo y ama a sus semejantes en lugar de amar a un dios. Un ateo piensa que el cielo es algo por lo que deberíamos trabajar ahora –aquí en la tierra– para que puedan disfrutarlo juntos todos los hombres. Un Ateo acepta que no puede conseguir ninguna ayuda por medio de la oración, pero que debe hallar en sí mismo la fuerza interior y la convicción necesaria para afrontar la vida, luchar con ella, someterla y poder disfrutarla. Un Ateo piensa que sólo conociéndose a sí mismo y a sus semejantes puede hallar la comprensión que le permita disfrutar con plenitud de la vida.

Por consiguiente un Ateo busca conocerse a sí mismo y a sus semejantes en lugar de conocer a un dios. Un Ateo piensa que debería contruirse un hospital en vez de una iglesia. Un Ateo piensa que debe realizarse un acto en vez de recitar una oración. Un Ateo se esfuerza por participar de la vida en lugar de escapar hacia la muerte.

Un Ateo desea vencer la enfermedad, erradicar la pobreza, acabar con la guerra. Desea que el hombre llegue a comprender y a amar a sus semejantes. Desea un modo de vida ético. Sabe que no podemos confiar en un dios ni dirigir nuestras acciones hacia la oración ni depositar nuestra esperanza para acabar con los problemas en un más allá. Sabe que nosotros somos los guardianes de nuestros hermanos pero que somos, primero, responsables de nuestras vidas; que somos personas responsables, que el trabajo por hacer está aquí y que ahora es el momento."

Como consecuencia de dicho proceso Madalyn Murray fundó la organzación American Atheists con el objetivo de luchar por los derechos civiles de los ateos y defender las libertades recogidas en la Primera Enmienda de la Constitución americana. Por ello fue insultada y calumniada por algunos sectores de la sociedad americana llegando a ser denominada por determinados medios de comunicación como la "mujer más odiada de américa".

Sin embargo su hijo Jon Murray y su nieta Robin Murray continuaron con su trabajo y hoy Madalyn Murray O'Hair es valorada realmente por las cosas que hizo. A ella se deben la primera biblioteca y archivos americanos sobre ateísmo, la primera convención nacional de ateos realizada en los Estados Unidos, así como la primera radio y programa de televisión por cable creados para difundir la opinión de los ateos.

Pero sobre todo es recordada por muchos como un hito de la lucha por la separación entre la Iglesia y el Estado, como la persona que se atrevió a desafiar públicamente el dogmatismo y la intolerancia de su época para proclamarse como una ciudadana atea, orgullosa de su condición y dispuesta a defender un modelo de vida alternativo que apelara a la responsabilidad humana en lugar de dejar el destino del hombre en manos de los dioses y de sus representantes.

Actualmente casi un 10% de la población americana (unos 26 millones de personas) se reconocen a sí mismos como ateos, agnósticos o librepensadores. Aunque el ateísmo organizado no ha logrado aglutinar más que a una pequeña parte de ese potencial, bien puede decirse que gracias a la decisión y valentía de personas como Madalyn Murray O'Hair podemos disfrutar actualmente de cierto margen de libertad para exponer nuestra opinión sin temor a ser represaliados ni estigmatizados por una sociedad donde las confesiones religiosas siguen conservando aún demasiadas parcelas de poder. Todavía queda mucho trabajo por realizar para lograr una sociedad más libre y Madalyn Murray O'Hair es por ello un buen ejemplo a seguir.


 

*PÀGINA PRINCIPAL *QUI SOM *NOTÍCIES I ARTICLES *CAMPANYES *TEXTOS LEGALS I ALTRES DOCUMENTS *BIBLIOTECA *ENLLAÇOS I ALTRES ADRECES D'INTERÈS *CONTACTA AMB NOSALTRES

 

 

©Ateus de Catalunya

Apartat de Correus núm. 13.112

08080-Barcelona

info@ateus.org

http://www.ateus.org